El pasado 6 de noviembre Jacobo Serra inundaba de sonido y buena música la sala clamores para el deleite de todos los espectadores. Fusión de pop-rock donde el protagonista sin discusión es la buena música con un sonido cuidado. Ésta clase de conciertos tratan de recuperar la esencia de lo cercano, lo íntimo. Calidad por encima de la cantidad. Recuperar atmósferas del pasado. Si nunca habéis experimentado o ido a ésta clase de conciertos os lo recomendamos encarecidamente. Tu forma de ver la música va a cambiar completamente.
 
Jacobo Serra encandiló al público con su peculiar voz presentando las canciones de su nuevo trabajo: Don’t give up. Tenéis que escuchar el disco porque sinceramente está genial y os va a gustar. Estar muy atentos a todos estos tipos de eventos y conciertos para acudir. Espero que paséis una muy buena semana y… ¡Qué viva la buena música!