Seleccionar página

La semana pasada tuvimos la oportunidad de disfrutar un lugar mágico cargado de historia y tradición sin perder la contemporaneidad necesaria de este siglo XXI. Os presentamos el mejor tablao flamenco del mundo; bienvenidos al Corral de la Morería.

A modo de historia decir que el tablao fue fundado por Manuel del Rey en el año 1956, es considerado la catedral del flamenco y aún hoy en día sigue conservando el cuadro original en el escenario. Conserva toda la esencia de los tablaos más puros en la cosmopolita Madrid.

Aproximándonos por el puente de Segovia en una gélida noche invernal madrileña nos encontramos con el tablao; tímido, recogido pero, sin duda, en un sitio privilegiado de la ciudad. Nada más entrar percibes que estás en un lugar especial, diferente. Lo que nos depararán las próximas horas quedará grabado en nuestras mentes para siempre. Desde un primer momento la simpatía y la calidez del maitre Sergio (un leonés en trincheras madrileñas) hace que estés en tu casa en cuestión de segundos. La amabilidad, el conocimiento y la atención que brinda merecería un artículo propio. Vulgarmente, ¡eres un crack!

Nos acomodamos en el nuevo salon gastronómico que lleva poco tiempo de recorrido (unos 6 meses) pero creemos que es una idea muy acertada para deleitarnos con una gastronomía fina, cuidada y, sobre todo, de producto de altísima calidad. Conjugar esas creaciones en ese espacio con esa historia aderezadas de sobremesa con flamenco de alto nivel nos parece una de las mejores experiencias que podéis tener en vuestras vidas.

salon gastronomico montaje

Sin más dilación os vamos a explicar el estupendo menú degustación que nos sugirieron en la casa. Altamente recomendable y más aún si lo combinas con el maridaje perfectamente engarzado con los platos. Con aire de cocina actual pero siempre respetando el producto y sin perder la esencia de la tradición; aspecto muy importante que ayuda que toda la experiencia tenga un hilo conductor común.

La cena comenzó con un excelente aperitivo; pan y aceite… pero… ¡qué pan! y ¡qué aceite! Tres variedades de pan (de tomate y orégano, de aceitunas negras y pan blanco de masa madre del pueblo abulense Aldea del Rey Niño) nos sirvieron para disfrutar del Aceite de oliva mallorquín Ebocassa. 100% arbequina con un sabor suave, equilibrado y muy especial.

Empezando el maridaje con una copa de cava Gramona Argent D.O Penedés (100% Chardonnay) nos sirvieron una ensalada de vieiras con puré de alcachofa y dados de tomate aliñados. El punto de la vieira era perfecto; jugosa, untuosa se deshacía en el paladar. Los brotes junto con el suave puré y el tomate daban al plato una frescura muy agradable. Perfecto para ir abriendo boca.

Continuamos con un albariño Pazo de Barrantes D.O Rias Baixas (100% Albariño) maridando una yema de huevo de corral a 63º sobre ropa vieja, crema de zanahoria y su caldito de cocido madrileño. Se está convirtiendo en el plato insignia de la casa y motivos no le faltan. Simplemente sin palabras y tenéis que ir a probarlo.

montaje platos con textos

Seguidamente y regado con un vino blanco Shaya 2012 D.O Rueda (100% Verdejo) disfrutamos de una lubina con crema de cebolletas y tomates semisecos. El pescado perfecto de cocción y en su punto idóneo. Lo bordan.

Por último y como colofón salado nos dieron una copa de vino tinto Miguel Comengue D.O Ribera del Duero (90% Tempranillo, 10% Cabernet Sauvignon) acompañando una corona de cordero pré-salé con puré de calabaza y patatas rustidas. Un cordero muy especial criado alrededor del Mont Saint Michelle en la zona de Normandía. Muy cerca del mar en unas marismas se alimenta de plantas y algas con un alto contenido en sal y yodo. Esta alimentación tan peculiar confiere al cordero de una suavidad y una ternura muy especial pudiéndose comer la carne con poco punto. El plato como toda la noche, perfecto no se le puede sacar ningún aspecto negativo.

¡Llegó el postre! Una copa de cinco chocolates para rebañar el plato maridado con un Pedro Ximénez-Spinola D.O Jerez-Manzanilla (100% Pedro Ximénez) que sólo elabora vinos el año que el consejo regulador cataloga la cosecha como excelente. El postre estaba espectacular, muy suave mezclando diferentes chocolates en diferentes texturas. Un broche perfecto a una cena perfecta.

Con el estómago lleno y una sonrisa de oreja a oreja fuimos a ver el espectáculo flamenco. Con ese elenco de primerísimo nivel era imposible no disfrutar cada segundo de toda esa pasión, ese sentimiento, esa raza… flamenco en estado puro.

Agradecer a Marisa y a Armando del Rey por toda la atención y el cariño que nos habéis dado. ¡Muchas gracias! Desde otramiradaINTOmadrid os animamos lectores a visitar encarecidamente este tablao flamenco porque no os va a defraudar… es un must have de la ciudad madrileña.

Datos de interés:

CORRAL DE LA MORERÍA

Calle Morería 17, Madrid

913 65 84 46

Precio medio por persona: A partir de 40€

Precio del espectáculo: 38,90€ p/P duración 75 min.

Página web

tablao el corral de la moreria