Si hay una zona en la que verdaderamente se ha notado la desaparición de la m-30 a lo largo del río Manzanares, esa es el entorno del Puente del Rey.

Esta zona conecta el centro de la ciudad con la casa de Campo a través de la Cuesta de San Vicente.

Se ha creado una gran plaza abierta para el disfrute de los madrileños mientras se observa una de las mejores vistas del Palacio Real y la Catedral de la Almudena.

Os recomendamos un paseo, tanto en bicicleta como andando,  por el entorno del Puente del Rey ahora que el buen tiempo empieza a acompañarnos.