Con motivo del comienzo de la primavera, y con ella el buen tiempo, os proponemos ver Madrid desde una panorámica inigualable.

El lugar que hoy os ofrecemos es idóneo para los amantes de las vistas. Se trata del Cerro del Tío Pío, también conocido como el “Parque de las siete tetas”, por la forma de sus colinas.

La peculiaridad del parque son sus 7 montículos artificiales formados por escombros y basuras de la antigua barriada de Las Palomeras, tapizados de verde. Los más altos y con mejores vistas son los 2 situados al norte del parque.

Además de los cerros, el parque consta de un mirador, un bar con terraza al aire libre, pistas deportivas, carril bici, zona de juegos para niños y grandes extensiones de césped y arbolado.

Fue una de las primeras urbanizaciones de Madrid destinadas a la protección visual y acústica, siendo uno de los ejemplos más representativos de la remodelación de barrios de los 80, llevado a cabo por el arquitecto Manuel Paredes.

Los autores del proyecto tienen un premio de urbanismo otorgado por el Ayto.de Madrid

Sus cerros han servido de escenario para varios spots publicitarios.

Es uno de los mejores lugares de la ciudad para ver el atardecer, ya que desde cualquiera de sus colinas se puede ver gran parte de la ciudad.

Debido a que está alejado de los lugares más turísticos de Madrid, y ser poco conocido, no suele estar muy concurrido, por lo que sigue manteniendo el encanto y la tranquilidad.

Se encuentra cerca de la Avenida de la Albufera en el popular barrio de Vallecas, al Sureste de la ciudad.

Cómo llegar:

Autobuses: EMT Líneas 54, 57, 10, 141…

Metro: Línea 1 (Estación Portazgo)