Seleccionar página

Madrid, ciudad de orígenes mitológicos; teorías que se perdían en lo místico y se olvidaban del rigor científico.

Siempre nos hemos preguntado de donde surge el nombre de Madrid

Se cree, ya que no existe ningún documento, que la aldea visigoda asentada durante el siglo VII fue el inicio de esta gran ciudad. Matríce, lengua latina protorromance que significaba “madre de las aguas”, fue el nombre en alusión al manantial en torno al cual creció y a los abundantes arroyos subterráneos de la zona.

Éste fue el primer nombre pero no el único.

En tiempos árabes el nombre fue transformado en Magrit/Mayrit, una adaptación fonética del nombre anterior que se acabó instaurando en la sociedad musulmana y cristiana.

Magrit fue la base en la que se ha ido asentando la evolución del topónimo y no la base visigoda. Durante la reconquista de la villa por Alfonso VI en 1086 comenzó la primera variación hacia la forma mas moderna. La primera variación fue Maydrit/Maidrit.

El término evoluciona a Madrit a finales del siglo XII y la forma castellanizada definitiva, Madrid, apareció a principios del siglo XIII cuyo significado es “abundante, rica en aguas” y asi se mantuvo hasta nuestros días.

Madrid y su historia quedan perfectamente reflejados en este verso:

“Madrid la osaría, cercada de fuego, fundada sobre el agua”

Enlaces de Interés:

Procedencia del nombre de Madrid

El Madrid Medieval

Veo Madrid